OFI.com
El E-commerce para las empresas

Salesforce En El Mundo

¿Puede el software comercial tener éxito en un mundo de código abierto?

He aquí una historia interesante sobre cómo Salesforce, en el centro del escenario esta semana debido a su gigantesca conferencia Dreamforce, está en riesgo debido a que depende de una tecnología que no desarrolló y que no le pertenece.

Se argumenta que Salesforce (CRM, + 3.27%), que lidera el mercado de software de suscripción que es empleado por el personal de ventas para rastrear y administrar cuentas de clientes, se basa en gran medida en la tecnología central de otras compañías.

Lo más resaltante es que depende en gran medida de la base de datos de Oracle. Oracle (ORCL, + 1.42%), es por cierto, también un importante competidor de Salesforce en esta categoría de gestión de relaciones con clientes y otras aplicaciones comerciales. Es competencia en su máxima expresión.

El argumento del autor es que esta fuerte dependencia en terceros lo diferencia de Oracle, Microsoft (MSFT, + 1.42%) y SAP (SAP, + 0.10%), todos los cuales construyen sus propias bases de datos y otra tecnología fundamental. Y todas estas empresas, a diferencia de Salesforce, tienen en su trayectoria records muy rentables.

Ahora, el sueño del director ejecutivo de Salesforce, Marc Benioff, de aventajar no solo a Oracle sino también a SAP en otras categorías de software empresarial lo pone en riesgo, según la historia. Esa puede ser la razón por la cual Salesforce está desarrollando sus habilidades en PostgreSQL, una base de datos de código abierto favorecida por muchas compañías que cada vez son más cautelosas de depender de costosas bases de datos de Oracle, SAP e incluso Microsoft.

Retrocediendo un segundo: el código abierto es creado por una comunidad mundial de desarrolladores que abarcan a los proveedores. El código resultante suele ser gratuito siempre que las modificaciones clave se canalicen hacia el código fuente.

La belleza de este modelo es que miles de programadores escriben y mantienen el software, por lo que teóricamente el código será mejor y más seguro que el código patentado que pertenece a una única compañía. (A pesar de que ha habido algunos fallos técnicos allí)

Cada vez más, las compañías de software comercial, que suelen cobrar (grandes sumas) por su software, además de soporte y servicio, están recurriendo al software de código abierto. Tal es el caso de IBM (IBM, + 0.41%) que ha respaldado grandes proyectos de código abierto desde el entorno de desarrollo Eclipse para aplicaciones Java y el predominio del sistema operativo Linux. Pero esas compañías cuentan con otros recursos para vender. Siendo el caso de IBM, que gana dinero procedente de ordenadores y servicios informáticos.

Compañías como Google (GOOG, + 0.96%) y Facebook (FB, -0.35%) que generan muchos proyectos de código abierto generan ganancias a partir de otros negocios, no por la venta de software per se.

Para esas compañías, liberar tecnología para proyectos de código abierto, como Kubernetes para administrar contenedores informáticos u Open Compute Project, que lleva el modelo de código abierto al ámbito de hardware central de datos, no es gran cosa. Para las empresas de software comercial, por otro lado, competir con esta gran cantidad de software libre y altamente capaz es una amenaza existencial.

Como dato, se debe tener en cuenta que Red Hat (RHT, + 4.28%), que vende soporte y servicio para Linux, es posiblemente la compañía más exitosa basada en código abierto. Se convirtió en la primera compañía de código abierto en generar 1 billón de dólares hace tres años y cerró su último año fiscal en febrero con casi $ 1.8 billones en ganancias. Eso no es despreciable, pero está muy lejos de las tasas de ejecución que ofrecen las compañías de software patentado.

Aquí se adivina que la nueva normalidad para las compañías de software en la era del código abierto se parecerá mucho más a Red Hat y mucho menos a Oracle, SAP y Microsoft. Y eso tiene que ser un hallazgo aleccionador.

El director técnico de un proveedor de software, que solicitó el anonimato porque su compañía está atrapada en esta dolorosa transición, lo resumió recientemente: “Es hora de darse cuenta de que el beneficio del software de código abierto se acrecienta para los usuarios, no para los proveedores”.

Eso significa que los profundos cambios continuarán sacudiendo hasta sus cimientos a las empresas que trabajan bajo los antiguos y rentables proveedores de software patentados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.